La estadidad es el futuro que Puerto Rico se merece, dijo el gobernador de ese territorio, Ricardo Roselló, tras votar en el plebiscito sobre el estatus territorial de la isla.

«Elegimos la opción de futuro que nuestra patria merece», escribió el gobernador en su cuenta de la red social Twitter tras efectuar su voto.

​Este 11 de junio los puertorriqueños votan para elegir entre convertir al país en un estado pleno de EEUU (estadidad), optar por la libre asociación/independencia, o mantener la situación actual de estado libre asociado.

Más temprano Rosselló, principal impulsor de la consulta electoral, se refirió a la oportunidad de esta instancia para los ciudadanos de la isla.

«Es una oportunidad contundente para dar un paso hacia la estadidad», dijo el gobernador en declaraciones a la radio local Noti Uno.

Rosselló destacó además el carácter democrático de la jornada, «donde todas las alternativas están en la papeleta», según recogió el diario Metro.

La oposición, por su parte, llamó a boicotear el plebiscito después de que el Departamento de Justicia de EEUU obligara al Gobierno de la isla a incluir el estatus actual (estado libre asociado) entre las opciones que figuran en la papeleta del plebiscito, que originalmente solo contenía dos opciones: estadidad y libre asociación/independencia.

Puerto Rico, que desde 1952 es un estado libre asociado de EEUU, no goza de los mismos derechos y deberes de los demás estados estadounidenses, pero está subordinado en una variedad de asuntos a Washington.

Puerto Rico está sometido a la cláusula territorial de la Constitución estadounidense que considera a la isla como territorio que pertenece a Estados Unidos, pero que no forma parte de él.

Esto permite al Congreso de Estados Unidos determinar qué porciones de su Carta Magna se aplican a Puerto Rico.

Estados Unidos no tiene ninguna obligación de aceptar el resultado del plebiscito del domingo si contraviene sus intereses.