En las últimas semanas, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, introdujo dos recursos que fueron desestimados por el alto tribunal. Hoy intentó otra jugada: pedir al poder judicial la destitución de sus propios magistrados.

La Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, le ha dado un giro inesperado a la estrategia de la oposición venezolana.

En las últimas semanas, la agenda de acciones del antichavismo ha estado marcada por la Fiscal. La funcionaria introdujo dos recursos ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que fueron desestimados por el Poder Judicial por «inepta acumulación de pretensiones», y hoy, sorpresivamente, intentó otra jugada: pedirle a los magistrados destituirse a sí mismos.

«Hoy fui nuevamente al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a objeto de impugnar la designación de los magistrados», sostuvo la Fiscal, citada por Panorama.

El argumento de Ortega Díaz es que los juristas, designados por los mismos diputados que la nombraron a ella, carecen de «idoneidad y parcialidad», por lo que amenazó a los togados de recusarlos si «no se inhiben».

Contradictorio

Desde el año pasado, la oposición venezolana ha insistido en la supuesta ilegitimidad del TSJ. Bajo ese argumento, la Asamblea Nacional -de mayoría antichavista- acordó desconocer un fallo del tribunal que ordenaba la desincorporación de tres diputados por presunto fraude electoral, hasta tanto no se repitieran los comicios.

El Parlamento desoyó el dictamen y se declaró en desacato, lo que invalidó desde entonces todas sus decisiones. Esa crisis política se agravó cuando la oposición, en la Asamblea, pretendió destituir a los magistrados del TSJ.

En esa oportunidad, la actual Fiscal declaró: «Para remover a un magistrados del TSJ, primero el Poder Ciudadano debe calificar la falta grave, ese es un requisito indispensable». Ahora, la misma Ortega Díaz pretende remover a los togados con una acción judicial unilateral, que no obedece al procedimiento establecido en la Constitución venezolana ni permite la legítima defensa de los demandados.

Ni voto salvado

En Venezuela, el Poder Ciudadano se ejerce por el Consejo Moral Republicano, conformado por la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y la Contraloría. Este lunes, Ortega Díaz aseguró que no había estado de acuerdo con la elección de los magistrados en 2015.

Al respecto, el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, declaró hoy:

«En reunión de fecha 16 de diciembre de 2015, para discutir como punto único la selección de los magistrados que formarían parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), no hubo ni por escrito, ni vía verbal, opinión en contra de la ciudadana fiscal en relación a esa selección, ni siquiera voto salvado. Eso está en el archivo del expediente», refiere VTV.

Para Saab, el hecho de que la Fiscal acuda al TSJ es un reconocimiento expreso a su legalidad. Además, invitó a consultar los archivos del proceso que demuestran que, en 2015, no hubo ningún pronunciamiento en contra de la designación de los magistrados.

Etiquetas: ; ;