El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) junto a los pobladores de lenca siguen batallando para que el asesinato (3 de marzo de 2016) de la líder indígena y luchadora ambientalista Berta Cáceres, no quede impune, así lo indicó este viernes el miembro de la organización, Gaspar Sanchez.

Durante el programa Mientras Tanto y por si Acaso transmitido por La Radio del Sur, el integrante del COPINH señaló que a 15 meses del vil asesinato de la líder indígena, se mantiene la desconfianza sobre el proceso de investigación que llevaba acabo el Ministerio Público del país suramericano.

Explicó que no confían en el ente estatal, debido a que la misma no ha le dado una oportunidad para que los abogados del COPINH y familiares de la líder indígena tengan acceso a participar de manera directa en el proceso de investigación.

“Después de dos meses del crimen de la activista la información ha estado en secreto, esto lo hemos venido denunciando en otras ocasiones”, dijo Sanchez.

En ese sentido, afirmó que no han recibido ninguna respuesta por parte del Gobierno hondureño ante las demandas del COPINH. “Exigimos una comisión internacional independiente para que se investigue el caso y nos de mayor seguridad”.

Sostuvo que el sistema de justicia de Honduras altera los casos, además garantiza la impunidad en la misma. Por tal motivo, “para nosotros ellos están manipulando la información sobre el asesinato y a su vez encubriendo a los autores del homicidio de la luchadora ambientalista”.

“El crimen de Cáceres no la pudieron haber planificado los que están siendo imputados, sabemos que ellos no tomaron la decisión de asesinarla. Nos estamos enfrentando a la familia Atala, uno de los más poderosos grupos de poder del país”, argumentó.

De igual manera, el miembro del COPINH añadió que los Atala son dueños de bancos, centros comerciales, proyectos hidroeléctricos y mineros, por ende “es de ahí donde entra la lucha del pueblo lenca que Berta lideraba”.

Aseveró que el Ministerio Público del país suramericano pretende cerrar el caso con las ocho personas que están siendo imputadas, además el organismo de seguridad “no lleva una investigación real, sino que busca la impunidad en el asesinato de la activista”.

Sanchez denunció que hay vicios en la investigación sobre crimen de Caceres, “no les conviene a transnacionales que se avance en la investigación. No quieren esclarecer el crimen, porque esto afectaría la implementación de 49 proyecto hidroeléctrico, eólicos y minerías en el pueblo de lenca”.

Alertó que de no darse una verdadera investigación, se impondrán los proyectos en la comunidad hondureña. Asimismo, mencionó que esta grave situación recae sobre el entonces presidente del Congreso Nacional de Honduras Juan Orlando Hernández , ya que fue quien aprobó las concepciones de las hidroeléctricas que ahora afectan a las comunidades indígenas.

“No esperamos la justicia que nos da el sistema.Una manera de honrar el legado de nuestra compañera es arreciando la lucha”, finalizó.

Berta Cáceres fue asesinada en su casa el 3 de marzo de este año. La activista había denunciado una semana antes de su muerte, el asesinato de cuatro dirigentes indígenas de la comunidad Lenca.

Fue una reconocida activista en su nación y a nivel internacional. Fundó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), y en 2015 recibió el Premio Medioambiental Goldman por su lucha en la defensa de los recursos naturales en su nación.

La Radio del Sur