El presidente ruso, Vladímir Putin, puso de relieve la tragedia humana que significó la disolución de la Unión Soviética hace 26 años, en un documental del cineasta estadounidense Oliver Stone.

«Tras la desintegración de la Unión Soviética 25 millones de rusos se encontraron varados en el extranjero de la noche a la mañana y esto fue realmente una de las mayores catástrofes del siglo XX», dijo el mandatario en la cinta de Stone ‘Entrevista con Putin’ que la cadena Showtime estrenó el 12 de junio.

Putin explicó que «los ciudadanos de la URSS vivían en un país común, tenían lazos familiares, trabajo, una vivienda, todos gozaban de los mismos derechos, pero en un abrir y cerrar de ojos resultaron en el extranjero».

«Primero surgieron signos de una guerra civil que luego estalló y, por supuesto, lo vi perfectamente, sobre todo cuando era director del Servicio Federal de Seguridad», añadió.

El presidente indicó que «la caída de la URSS provocó el colapso del sistema de seguridad social, pararon sectores enteros de la industria, el sistema de sanidad pública quedó prácticamente destruido, el Ejército se encontraba en estado deplorable y millones de personas se vieron detrás del umbral de la pobreza».

«Esto tampoco tenemos que olvidarlo», apostilló.

La Unión Soviética, de hecho, desapareció el 25 de diciembre de 1991, cuando el presidente de entonces Mijaíl Gorbachov dimitió de su cargo.

Previamente, el 8 de diciembre de ese mismo año, los dirigentes de Rusia, Bielorrusia y Ucrania firmaron un acuerdo en el que declaraban la disolución de la URSS y en su lugar proclamaron la fundación de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).