Funcionaros locales informaron hoy que 38 miembros del grupo talibán y ocho del terrorista «Estado Islámico» murieron en los últimos ataques aéreos e infiltraciones en la provincia de Nangarhar, al este de Afganistán.

Según la fuente del gobierno local, las operaciones militares en el distrito de Chaparhar dejaron además ocho terroristas y cuatro insurgentes heridos en el enfrentamiento, publicó el sitio digital www.khaama.com.

Por otra parte, el cuerpo de Silab del ejército afgano informó que seis miembros del terrorista «Estado Islámico» murieron durante los choques, pero no reportan víctimas del talibán.

Agrega la comunicación bajas en residentes locales y pérdidas financieras por los enfrentamientos.

Nangarhar está entre las provincias relativamente tranquilas en el este de Afganistán, pero grupos antigubernamentales armados aumentaron recientemente sus actividades en algunas partes de ese territorio en los últimos años.

El ejército afgano anunció el 12 de febrero pasado el inicio de una nueva ofensiva contra el grupo yihadista en la provincia de Nangarhar tras recibir el visto bueno del presidente Ashraf Ghani.