No se equivocó el senador estadounidense Hiram Johnson cuando en 1917 dijo que “en una guerra la primera víctima es la verdad”. El tren de la Revolución recorre el riel de la Constituyente, pero hay un riel paralelo de protestas fascistas presentadas masivamente como “pacíficas”, colocado por el enemigo con la finalidad de que el ferrocarril desvíe su ruta. Los reaccionarios que lo conducen cuentan con toda la superestructura del Estado Liberal Burgués. En Venezuela los apoya Fedecámaras, la MUD, la Conferencia Episcopal, la farándula, los deportistas del show business y la Fiscal General de la República. Fuera de nuestras fronteras cuentan con el grupo Bilderberg, la OTAN, la contracultura fabricada en laboratorios de alienación, las transnacionales del deporte, del arte, de la noticia, etc.

Para muchos de los opositores voltear la bandera por la que luchó Miranda es una moda (si lo dudan vean al juventino Tomás Rincón). Hay tanta obcecación racional que el terrorista de 17 años Neomar Lander devino en héroe, ya que las empresas privadas de información más las redes sociales insisten goebbelianamente que lo mató el Gobierno. La inmensa mayoría de los jugadores venezolanos de las Grandes Ligas piden SOS Venezuela. Los Dudamel ya son abiertos protagonistas del escualidismo: Gustavo desde la música sinfónica, Rafael desde el subcampeonato del Mundial de Fútbol sub 20. El actor hollywoodense Kevin Spacey escribió en su cuenta en Twitter el 2 de marzo de 2014: “¡Venezuela no te rindas, todo el mundo tiene el derecho a expresarse! #SOSVenezuela #PrayForVenezuela”. Ese mismo día, el ganador del Oscar, Jared Leto, al mostrar su estatuilla no habló del film Dallas Buyers Club, sino que dijo: “Para todos los soñadores en Ucrania y Venezuela, quiero decirles que estamos aquí y mientras ustedes pelean por volver sus sueños realidad, para vivir lo imposible, estamos pensando en ustedes esta noche”. En el fondo estos enemigos saben que se enfrentan a la verdad: ¡Bolívar es invencible!

Por Simón Narciso Carreño Rodríguez

Etiquetas: ; ; ;