El secretario general del Comité Central del Partido Comunista de la URSS, Mijaíl Gorbachov, y su equipo no supieron aplicar los cambios que precisaba el país, sostuvo el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en una entrevista con el director de cine Oliver Stone y recogida en un documental emitido por la cadena Showtime.

«Hoy puedo afirmar con plena seguridad que ellos (el círculo de Gorbachov) no entendieron los cambios que hacían falta ni cómo conseguirlos», dijo Putin que opina que el problema fue que el mismo sistema sobre el que pretendían hacer los cambios «no valía como tal», por eso nadie supo cómo efectuar los cambios y permitieron la desintegración.

La Unión Soviética de hecho dejo de existir el 25 de diciembre de 1991, día en que el entonces presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, anunció su dimisión.

Tomó esta decisión después de que los líderes de las repúblicas de Rusia, Bielorrusia y Ucrania firmaran el 8 de diciembre un acuerdo en el que anunciaban que la Unión Soviética dejaba de existir y proclamaban la institución de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), documento conocido como el Tratado de Belavezha.

Lo cierto es que las repúblicas soviéticas ya empezaron a declarar la independencia un año antes, en 1990.

Con el fin de parar la desintegración del país, el 17 de marzo de 1991 se celebró un referendo en que el 76,4% de los votantes se pronunció a favor de conservar la URSS.

A partir de este resultado en verano de 1991 se elaboró un proyecto de tratado titulado «Sobre la unión de las repúblicas soberanas», cuya firma se fijó para el 20 de agosto, pero no pudo celebrarse por la intentona golpista del 19 de agosto, conocida como el Golpe de Agosto.