El asedio y captura de un restaurante tomado por un comando armado del grupo islamista Al Shabab causó la muerte de 31 personas y unas cuatro decenas de heridos, reportaron hoy medios oficiales.

La acción comenzó anoche cuando un hombre estrelló contra un edificio contiguo un vehículo cargado de explosivos y hombres armados tomaron como rehenes a los comensales de un concurrido restaurante capitalino que esperaban para romper el ayuno del Ramadán.

Aún al mediodía de hoy las autoridades investigan los pormenores del ataque, el más violento lanzado por Al Shabab en el Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes durante el cual se abstienen de ingerir alimentos, fumar e incluso, fervientes, beber, en el caso de los más agua, un deber del que solo están exentos los enfermos y los menores.

El número de víctimas del ataque y del asalto de las fuerzas de seguridad cambió de manera constante a medida que los socorristas penetraron en el centro y comenzaron las labores de rescate y puede aumentar con el paso de las horas.

Al Shabab (Los Jovenes, en árabe) es el principal enemigo de gobierno del presidente Abdullahi Mohammed que el mes pasado recibió el espaldarazo de potencias occidentales en una conferencia sobre su país celebrada en Londres.

El cónclave fue convocado para examinar las vías que desemboquen en la pacificación de Somnalia, considerado un estado fallido desde principios de la década de 1990 cuando grupos islamistas lo atomizaron en feudos particulares.

También el mes pasado Estados Unidos despachó a esta capital un grupo de especialistas militares según la versión oficial para instruir a las tropas somalíes en tácticas de lucha contra los grupos islamistas y los piratas que han hecho de Somalia su cuartel general.