El presidente de Ucrania Petro Poroshenko durante la ceremonia para celebrar el régimen sin visados ha abierto una puerta simbólica que representa la unión con la CE en la frontera ucraniano-eslovaca y ha mencionado las nuevas posibilidades de los ucranianos en relación a la introducción de este régimen.

«Hoy cada ucraniano puede y tiene la posibilidad de tomar un fantástico café en Bratislava o comprar un vuelo barato a Varsovia, e incluso visitar la ópera de Viena», — ha declarado Poroshenko.

En relación a esto los habitantes de Ucrania han respondido:

«Sabéis que no hay posibilidad, no hay dinero, así que para nosotros el régimen sin visados no existe», — ha dicho un habitante de Ucrania.

«Ellos necesitan este régimen sin visados, pero el obrero no tiene nada. A mis 50 años de edad y una pensión de 1600 grivnas (55 euros) dónde iré, y además mi mujer no tiene nada para ser curada. Ellos que tienen riquezas van donde quieren y sin tener que trabajar», — ha contado otro transeúnte.

«Antes de llevar a cabo este régimen sin visados lo primero que deberían hacer es asegurarnos unas buenas condiciones y un salario normal con el que poder hacer uso de este régimen», — ha respondido otro habitante de Ucrania.