El ejercito sirio con el apoyo de sus aliados regresó bajo su control la gran mayoría de los pozos de petróleo y gas en el área de Al-Badya (desierto sirio). El último de una serie de logros fue la liberación de los pozos de petróleo de Arak de los terroristas del “Estado Islámico”. Esta organización terrorista convirtió esta instalación económica en su base e importante fuente de ingresos para financiar sus actividades criminales en el todo el territorio del país, realizadas en coordinación con el régimen de Erdogan, que compró petróleo y gas robado.

Tomando los pozos de petróleo de Arak, ubicado a 40 kilómetros hacia el noreste de la ciudad de Palmira (Tadmor), será un trampolín para la expansión de las operaciones militares en dirección a la ciudad de Al Suhna, que es uno de los principales centros de los takifiristas en el este de la provincia de Homs en la carretera que conduce a Deir ez Zor.

El área de importancia estratégica de Arak esta determinada por su importante aporte a la economía nacional. Además, la liberación del vasto territorio del desierto sirio amplía la zona de seguridad en torno a Palmira (Tadmor), y también bloquea las rutas de suministros de la organización terrorista del “E.I.” al este de esta ciudad, abriendo para el ejército el camino para limpiar de los yihadistas toda el área de Al-Badya.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;