Un ataque de aviones rusos contra la ciudad siria de Al Raqa, a finales de mayo pasado, mató a decenas de altos mandos de Daesh —entre ellos, el líder del grupo terrorista, Abu Bakr al Baghadi, según datos no confirmados— y centenares de yihadistas, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.

El blanco del ataque, que los aviones Su-35 y Su-34 llevaron a cabo entre las 00.35 y las 00.45 del 28 de mayo (las nueve y media de la noche del 27 de mayo GMT), fue una reunión del llamado Consejo Militar del Estado Islámico, la organización proscrita en Rusia y otros países.

Los jefes militares de Daesh se habían reunido para planificar las rutas de salida de sus combatientes de Al Raqa por el denominado «corredor sur».

El comunicado de Defensa estima que el bombardeo costó la vida a un número indeterminado de miembros del Consejo, unos 30 jefes de rango intermedio y hasta 300 combatientes que formaban parte de su escolta personal.

«Según la información que se está verificando a través de diversos canales, en la reunión estaba presente el líder de Daesh, Abu Bakr al Baghdadi, quien habría muerto en el ataque», dice la nota de prensa.

Entre los terroristas liquidados se encuentra el emir Rakki Abu al-Hadzhi al-Mysri, el emir Ibragim an-Naef al-Hadzh, que controlaban la región de la ciudadde Raqqa hasta la localidad de Es-Suhne, y el jefe del servicio de seguridad del Estado Islámico Suleyman al-Shauah.

El Ministerio de Defensa ruso, según la nota, había informado con antelación a militares estadounidenses de la hora y el lugar del ataque.

El iraquí Ibrahim Awwad Ibrahim Ali al Badri al Samarrai, quien cambió su nombre laico por Abu Bakr al Baghdadi y se proclamó califa» del Estado Islámico en julio de 2014, fue dado por muerto en múltiples ocasiones sin que los medios yihadistas hayan confirmado esa información.

 

 

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;