El Pentágono enviará casi 4.000 soldados estadounidenses adicionales a Afganistán, dijo un funcionario federal. En ese país ya hay 8.400 efectivos de EE.UU..

La mayoría de los soldados adicionales entrenarán y asesorarán a fuerzas afganas, según el funcionario, quien solicitó no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar públicamente sobre detalles de la decisión. Una cifra más pequeña sería asignada a operaciones contraterroristas contra el Talibán y el grupo autodenominado Estado Islámico, enfatizó.

La decisión del secretario de Defensa, Jim Mattis, podría ser anunciada la próxima semana, señaló el funcionario. El mandatario Donald Trump habría autorizado a Mattis a ajustar los niveles de tropas.

El despliegue será el más grande de fuerzas armadas del país en la joven presidencia de Trump. La medida pretende atender la supuesta demanda de fuerzas estadounidenses para ayudar al Ejército afgano contra un resurgimiento del Talibán.