La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha publicado un informe sobre la observación de los derechos humanos en Ucrania.

El informe se preparó en base a la labor de la Misión de Observación de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos en Ucrania durante el período comprendido del 16 febrero al 15 mayo del 2017.

De acuerdo a los representantes de la organización, la crisis social y económica ha empeorado en el Donbass. Una de las razones de la crisis, tal y como se ha notificado, es la verificación del sistema que Kiev Introdujo en el 2016. Como resultado, más de 400 mil personas dejaron de recibir pensiones.

La ONU instó a Kiev a abolir la decisión tomada por la cual los pensionistas de que viven en la República Popular de Donetsk y Lugansk deberían dejar de estar registrados como desplazados internos (DI) para recibir su prestación.

«Al menos 160.000 pensionistas que viven en el territorio controlado por los grupos armados no recibieron pensiones entre diciembre del 2014 y diciembre del 2016, ya que no fueron registrados como desplazados internos, tal y como es requerido por las regulaciones gubernamentales que adopté en noviembre del 2014»

Los registrados como desplazados internos (DI) fueron sometidos a un complicado procedimiento de verificación, el cual dio como resultado la cancelación de los pagos de las pensiones de un 43% de los desplazados con derecho a una pensión (más de 400 mil personas) en el 2016. Así mismo, el fondo de Pensiones de Ucrania presentó en su informe del 2016 este resultado como «ahorros».

Etiquetas: ; ; ; ;