El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, anunció hoy que el 10 de julio se reanudará en Ginebra el diálogo entre el gobierno y la oposición, dirigido a una solución política del conflicto en el país levantino.

Según el mediador, su intención es que las delegaciones lleguen el 9 de julio a la ciudad suiza, donde se han celebrado seis procesos previos.

De Mistura adelantó que pretende convocar a otras conversaciones en agosto y en septiembre.

El diplomático señaló que además de la nueva ronda de pláticas, hasta ahora todas han sido indirectas (las partes no se sientan frente a frente), continuarán las reuniones de expertos sobre temas constitucionales y legales, activadas en la anterior etapa, desarrollada en mayo.

Los negociadores llevaron en marzo a acordar que las discusiones se centrarán en cuatro temas: las elecciones, la nueva Constitución, la gobernanza inclusiva y la lucha antiterrorista.

De Mistura insistió hace pocos días en la importancia del respeto al alto el fuego fijado en diciembre pasado y en el éxito de las cuatro zonas de distensión promovidas por Rusia, Turquía e Irán para potenciar el cese de las hostilidades.

A su juicio, resulta clave generar un escenario propicio para las negociaciones dirigidas a detener más de seis años de una guerra en el país levantino a la cual se atribuye cientos de miles de muertos y millones de desplazados internos y refugiados.

La crisis en Siria estalló en marzo de 2011, en buena medida como resultado del interés de occidente y sus aliados regionales en imponer un cambio de régimen a Damasco.

Etiquetas: ; ; ; ;