Los ministros de Exteriores de la Unión Europea extendieron por un año más las sanciones contra Crimea por adherirse a Rusia en 2014 mediante un referéndum.

Las limitaciones comerciales vencían el 23 de junio.

«El Consejo de la UE prolongó el 19 de junio de 2017 las medidas restrictivas hasta el 23 de junio de 2018», señaló el organismo en un comunicado.

Los Veintiocho impusieron sanciones económicas a Crimea por primera vez en junio de 2014 tres meses después de que este territorio se escindiera de Ucrania y se reincorporara a Rusia.

La mayoría aplastante de los habitantes de Crimea, más del 96 por ciento, apoyaron la reunificación con Rusia, un hecho que la Unión Europea considera «anexión ilegal».

La Cancillería rusa declaró en repetidas ocasiones que respeta y acepta la decisión de los votantes, que expresaron de forma democrática y en plena conformidad con el derecho internacional y la Carta de la ONU su voluntad de adherirse a Rusia.

Ucrania, por su parte, considera este territorio como una «zona ocupada».

El presidente ruso, Vladímir Putin, recalcó que el tema de Crimea está «cerrado definitivamente».