La Federación Rusa confirmó ayer la realización de una nueva ronda de negociaciones el 4 y 5 de julio próximos en Astaná entre dirigentes de grupos armados de la llamada oposición moderada y representantes del Gobierno sirio.

Por ahora se confirma la referida fecha para una quinta ronda de negociaciones, postergadas la semana pasada, después que se conoció sobre la ausencia en ellas de los jefes de las formaciones armadas de la oposición «moderada».

En las conversaciones se analizarán aspectos relacionados con los documentos que rigen las zonas de distensión en Siria, los asuntos vinculados al acceso humanitario en esas áreas y el restablecimiento de las infraestructuras, destacan fuentes de la Cancillería.

Al mismo tiempo, representantes de la ONU señalaron que la séptima ronda de negociaciones sobre Siria en Ginebra se podría celebrar el venidero 10 de julio.

La preparación de las nuevas conversaciones para debatir temas vinculados al futuro de Siria ocurre en momentos en que crece el número de países vinculados militarmente en el país levantino.

Irán lanzó recientemente misiles de alcance medio contra posiciones del movimiento terrorista Estado Islámico (EI) en la norteña provincia siria de Raqqa, mientras la aviación occidental derribó a un caza sirio, lo que provocó la respuesta de Moscú.

El ministerio ruso de Defensa anunció esta jornada que dejaba sin efecto el memorando de cooperación con Estados Unidos para evitar incidentes entre aviones militares de ambas partes en el cielo de Siria, después del derribo del caza de ese país.

Moscú llamó la atención que el ataque se produjo en un área donde también actuaban naves aéreas rusas, pero el Pentágono nunca informó sobre la acción bélica que el Ministerio de defensa de Rusia calificó de una flagrante violación de la soberanía del país levantino.

Etiquetas: ; ;