“Necesitamos ponerle un límite a este gobierno en las próximas elecciones para que pare este ajuste”, instó en su discurso la expresidente de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en un pequeño escenario frente a miles de simpatizantes en el centro de la cancha del estadio de fútbol Arsenal, al sur de la capital.

Una afónica Cristina presentó el frente Unidad Ciudadana, un proyecto político con el que disputará las próximas elecciones legislativas, a fin de ponerle fin a las políticas neoliberales impuestas por el presidente Mauricio Macri, que actualmente afectan a los argentinos.

“Los convoco a la Unidad Ciudadana, a la unidad de todos los argentinos, porque estoy convencida de que esta etapa histórica, de agresión neoliberal a todos los estamentos de la sociedad, no es una cuestión de partidos políticos. Se trata de organizar y representar los intereses de los hombres y mujeres de carne y hueso. Hay que ponerle un límite, un freno, a este gobierno, Con ellos no tenemos futuro”, dijo.

La exmandataria rechazó la decisión de Macri de colocar bonos en dólares a un plazo de cien años con un rendimiento de 7,9%. “Además de la deuda de casi 100 mil millones de dólares que ya han contraído, nos quieren dar 100 años más de deuda. ¿Cómo nos van a endeudar por cien años?

¿Dónde se ha visto?”, y resaltó que dicha deuda la pagarían 26 presidentes.

Cristina invitó al escenario a diferentes ciudadanos que fueron afectados por el tarifazo, impulsados por Macri desde que llegó al poder en diciembre de 2015.

Cristina pidió a sus seguidores no insultar al presidente y acusó al gobierno de “venir a desorganizar a una sociedad que estaba organizada y tenía las cuentas claras”.

A pesar de que la gran multitud aclamaba a Cristina el regreso a la presidencia, ella respondió que “los años pasan para todos; vengo a sumarme como una más” y confirmó que sí encabezará las listas de Unidad Ciudadana para los comicios legislativos de agosto-octubre.