La edición norteamericana «Radio Libertad» en contra de las sanciones después de la reunificación de Crimea con Rusia trabajaba según las reglas rusa, quitó la oficina y pagaba los servicios municipales a través del banco ruso. A disposición de Kryminforma se encontraban los documentos que confirman esto.

La corporación RadioFreeEurope/RadioLiberty (RFE/RL, Inc.) con sede en Washington, en junio de 2014 arrendaba un local para la redacción en el centro de negocios «Octubre», en el centro de Simferopol. El coste del alquiler es de 410 dólares al mes. La Radio Libertad en Crimea se ocupaba de la propaganda antirusa.

Los expertos cuentan que el medio de comunicación ha violado la legislación de la Federación Rusa.

«Cualquier medio de comunicación extranjero o su representante deben tener la acreditación correspondiente. Si las personas no tienen la acreditación oficial rusa del Ministerio de Asuntos Exteriores, su participación en tal actividad, es evidente, viola la legislación de la Federación Rusa. Por eso a ellos se les aplica las medidas correspondientes», – cuenta el presidente del Consejo Público al Ministerio de Defensa de Rusia, el redactor jefe de la revista «Defensa Nacional» Ígor Korotchenko.

Según sus palabras, el trabajo semi ilegal de la edición norteamericana en Crimea amenaza a la seguridad de Rusia.

«Se trata en este caso de la creación de una red semiclandestina que reúne información y la transmite al extranjero bajo la condición de medio de comunicación. Surgen aquí los riesgos de amenaza a la seguridad nacional de la Federación Rusa», – cuenta Korotchenko.

Fuente