La decisión rusa de cesar la cooperación con EEUU en el marco del memorando para prevenir incidentes aéreos en Siria es un «disparo de advertencia» dirigido a Washington, dijo a Sputnik el vicepresidente del Comité de Defensa de la Duma Estatal de Rusia —Cámara Baja del Parlamento—, Yuri Shvitkin.

El diputado señaló que la coalición encabezada por Estados Unidos realizó un «acto de agresión contra un país soberano» al derribar un Su-22 de las Fuerzas Armadas sirias y añadió que esto justifica completamente la decisión de Rusia en esta situación.

«Las acciones del Ministerio de Defensa ruso son absolutamente razonables, ya que la impunidad, encarnada por Estados Unidos, provoca una nueva escalada de tensiones y esto es inaceptable. Nos enfrentamos otra vez a un acto de agresión contra un Estado soberano, contra la República Árabe Siria», declaró.

«Lo que sucedió subraya una vez más las verdaderas razones y motivos de la presencia de la coalición encabezada por Estados Unidos en Siria. De nuevo hemos sido testigos de que la coalición no lucha contra Daesh [autodenominado Estado Islámico, organización terrorista proscrita en Rusia y otros países], sino que solo quiere fortalecer su presencia en esta región», agregó.

Según el político, Rusia debe hacer que reconsidere su actitud.

«Creo que Estados Unidos debe tener en cuenta el poderío y el estado [técnico] de las Fuerzas Armadas rusas que están presentes en la región, en particular de sus tropas de defensa antiaérea. Entonces, evidentemente, le aconsejaría a Estados Unidos no tentar a la suerte», destacó Shvitkin.

«¡Que tengan mucho cuidado! Yo consideraría la respuesta rusa como un ‘disparo de advertencia’ hacia EEUU, hablando en el lenguaje militar. Lo repito, otra vez, la impunidad de EEUU ha resultado en una serie de delitos protagonizados por este país. Creo que llevaremos esta cuestión al Consejo de la Seguridad de la ONU», añadió el entrevistado.

Un caza estadounidense derribó el 18 de junio a un cazabombardero sirio Su-22 al sur de la localidad de Tabqa, en las cercanías de Al Raqa. Según explicó Damasco, el avión sirio estaba bombardeando las posiciones de Daesh.

El Ministerio de Defensa ruso calificó esta acción como «una agresión militar» y «una violación burda de la soberanía siria». En este sentido, el ente militar ruso decidió cesar la cooperación con EEUU en el marco del memorando para prevenir incidentes aéreos en Siria a partir del 19 de junio.