El cargamento fue transportado por 22 camiones a través de Rafah, la única frontera de Gaza que no está en manos de Israel

Egipto comenzó ayer la entrega de un millón de litros de carburante a los dos millones de gazatíes que actualmente apenas disponen de dos horas de electricidad al día, informó un responsable palestino.

El cargamento fue transportado por 22 camiones a través de Rafah, la única frontera de Gaza que no está en manos de Israel, informó a agencias internacionales Wael Abu Omar, responsable palestino del sector eléctrico.

El cargamento se llevará directamente a la única central eléctrica del enclave palestino, que lleva dos meses detenida por la falta de combustible. “En 24 horas, la central eléctrica volverá a funcionar”, añadió Abu Omar.

Desde que Israel redujo el suministro de electricidad al enclave costero palestisno desde el pasado lunes, la ONU y las agencias humanitarias alertaron sobre un “derrumbe total” de la Franja, que sufre un duro bloqueo israelí desde hace una década.

En Gaza, un territorio devastado por las guerras y la pobreza, el suministro eléctrico es una preocupación primordial, sobre todo durante el Ramadán y el verano.

En tres días, Israel redujo en unos 30 megavatios (MW) el suministro de las líneas eléctricas que llegan a la Franja de Gaza.

Israel alega que la Autoridad Palestina, presidida por Mahmud Abas, se niega a pagar la factura eléctrica de Gaza, gobernada por su rival islamista, Hamas.

Esa factura alcanza cada mes más de $12 millones por 120 MW, repartidos en 10 líneas israelíes, esto es, un cuarto de las necesidades de la Franja de Gaza, estimadas en entre 450 y 500 MW.

En tiempos normales, la única central eléctrica del enclave suministra 65 MW y las líneas egipcias aportan otros 23 MW.

Esta última central, dañada varias veces durante los ataques del régimen de Tel Aviv, sufre con frecuencia caídas de tensión y las líneas egipcias, estropeadas o destruidas por los enfrentamientos entre la insurrección yihadista y el ejército egipcio en el Sinaí, ya no son de gran ayuda.