Un alto costo podría traer para Irlanda la salida de Reino Unido de la Unión Europea con afectaciones en la recaudación fiscal y en la creación de decenas de empleo, alertó hoy un informe oficial.

El Instituto irlandés de Investigaciones Sociales y Económicas (ESRI) publicó una investigación en la que asegura que el Brexit -divorcio británico de la UE-, podría recortar los ingresos fiscales del país europeo en 200 millones de euros al año y entorpecer la creación de 50 mil empleos.

Destacó el organismo, que los efectos sobre la nación -miembro de la UE- podrían ser aún más graves si las negociaciones entre Londres y Bruselas se concretaran en los términos más duros.

Según el analista responsable del ESRI, Kieran McQuinn, el pasado año las importaciones se redujeron en casi 500 millones de euros como consecuencia del retroceso del valor de la libra esterlina.

Esa devaluación también causó una disminución en el turismo de Reino Unido, uno de sus principales socios políticos y económicos de Irlanda, acotó.

Sin embargo, pese a los pronósticos anteriores el ESRI mantuvo sin cambios sus previsiones y estimó que el Producto Interior Bruto irlandés crecerá el 3,8 por ciento para 2017 y el 3,5 por ciento en 2018.

McQuinn aseguró que la economía crece con fuerza, a pesar a la debilidad en la recaudación fiscal, y propuso desarrollar una política presupuestaria más modesta, dado el alto ritmo al que crece la economía y cae el desempleo.

Etiquetas: ; ;