Occidente habría iniciado una guerra contra Rusia hace mucho tiempo si el país eslavo no fuese una potencia nuclear, opina el exjefe del Ministerio de Seguridad del Estado de República Democrática Alemana, Werner Grossmann.

«Actualmente, incluso en Europa, persiste la amenaza de una guerra que ante todo está dirigida contra Rusia (…) Si Rusia no hubiese heredado de la URSS sus armas nucleares, la guerra ya habría empezado hace mucho tiempo», afirmó Grossmann en una entrevista concedida a Sputnik.

El exjefe de Inteligencia de Alemania Oriental considera que es correcto que Moscú esté aplicando una política defensiva, dado que últimamente una fuerte tendencia antirrusa ha sido observada en el mundo.

Según sus palabras, es la principal razón por la que Rusia se ha adherido al principio ‘Si quieres la paz, prepárate para la guerra’.

«Si se produce un conflicto armado ahora, esto conllevaría a la aniquilación de la humanidad, ya que muchas partes involucradas en ello podrán aplicar sus armas nucleares de forma incontrolada e ilimitada», dijo.

De acuerdo con Grossmann, los objetivos y los intereses de círculos gobernantes en Occidente no han cambiado desde la época de la Guerra Fría, razón por la que se ha producido un retorno hacia la confrontación con Moscú.

Además, el político ha mostrado su apoyo a la reunificación de la península de Crimea con Rusia.

«Crimea siempre ha sido rusa. Su reunificación ha sido legal», declaró el entrevistado, a la vez que subrayó que la reacción de los políticos alemanes evidencia que las intenciones de Berlín con relación a Moscú siguen siendo las mismas que las que tenían en la época de la URSS.

Asimismo, el exjefe de Inteligencia de Alemania Oriental mencionó que Berlín mantiene su liderazgo dentro de la UE tanto como en el frente europeo de la OTAN.

«El despliegue de las tropas de la Alianza en el Báltico cerca de las fronteras rusas apunta de una manera muy clara a sus verdaderas intenciones», dijo.