Los militares de la República Popular de Donetsk han informado de la situación en la línea del frente cerca de Stapark.

«Cerca de la localidad de Spartak, es uno de los lugares más calientes en la línea de contacto y en estos momentos se ha establecido una calma relativa. Pero la parte ucraniana no cesa ni un sólo día en sus acciones provocativas contra los militares y la población civil. Con esto buscan obligar al ejército de la RPD a abrir fuego e inclumplir a su vez los acuerdos de Minsk», — ha contado Dmitry Astrahan, el corresponsal militar del servicio de prensa del ejército.

«En aquella zona suele haber rotaciones periódicamente, cuando está el ejército ucraniano los bombardeos son menores pero cuando llegan los batallones punitivos tratan de bombardear con todo lo que tienen a mano, tanto nuestras posiciones como por la ciudad. Nos provocan cada día, no respondemos, esto los hace enfurecer más y disparan con más ganas. El espíritu combativo se fortalece con cada año, todos los muchachos desean estar en primera línea, el deseo de acabar este derramamiento de sangre de la población civil ha crecido hasta lo desconocido» , — ha declarado un soldado con el nombre de guerra «Grinya».

«El régimen ucraniano escupe al cese del fuego», — ha añadido el soldado.