La comunidad internacional y los organismos especializados reconocen que Siria es un país limpio del cultivo y fabricación de drogas, afirmó hoy el ministro del Interior, Mohammed Shaar en acto en ocasión del Día Mundial de la lucha contra ese flagelo.

En un seminario nacional sobre el tema, Shaar afirmó que los crímenes de narcotráfico constituyen la incubadora para crímenes más importantes y peligroso, en particular los delitos de terrorismo y el lavado de dinero.

‘El comercio y el consumo de drogas ha tenido un crecimiento notable durante los años de la guerra porque los grupos terroristas trabajan en el contrabando y el tráfico, y los utilizan para reclutar a los jóvenes’, subrayó.

En ese sentido, informó que el Ministerio del Interior desmanteló más de una red de tráfico de drogas, detuvo a decenas de narcotraficantes, además de la incautación de mil 60 kilogramos de hachís, 4.5 kilogramos de heroína, 107 gramos de cocaína, 258 gramos de marihuana y cuatro millones 220 mil pastillas de captágon, una droga también prohibida.

Etiquetas: ;