Los combatientes del ejército sirio han destruido un automóvil minado con un suicida en su interior por mediación de un proyectil antitanque PTUR al este de la provincia de Homs.

La aviación rusa y siria continúan mientras tanto siguen dando apoyo a los avances del ejército en tierra. Como resultado de los bombardeos de los aliados fue destruido un convoy con refuerzos para los terroristas del Estado Islámico en Raqqa, el cual provenía de la ciudad clave As-suhna.