Los militares rusos volvieron a realizar una serie de ataques con misiles de crucero contra las posiciones de Daesh en Siria, informó el Ministerio de Defensa ruso en referencia al autodenominado Estado Islámico, la organización terrorista proscrita en Rusia y otros países.

«Las fragatas Almirante Essen, Almirante Grigorovich y el submarino Krasnodar de la Armada rusa dispararon seis misiles de crucero Kalibr contra los objetivos del grupo terrorista Estado Islámico en Siria. El submarino Krasnodar efectuó el lanzamiento desde una posición sumergida», dice el comunicado.

Según el Ministerio de Defensa, los misiles destruyeron los puntos de mando y los depósitos de armas y municiones de Daesh, en particular un arsenal cerca de Akerbat, en la provincia de Hama, que «el impacto de un Kalibr detonó con la precisión de un cirujano».

Luego, los bombarderos de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia fueron a rematar a los terroristas desde el aire.

«Los mandos militares de Turquía e Israel habían sido avisados a tiempo, a través de los canales de comunicación existentes, del lanzamiento», según el comunicado.

En estos últimos días, los terroristas de Daesh han intentado aprovechar la oscuridad y el complicado relieve para trasladarse por diversas rutas a la provincia de Hama donde establecen puntos de mando y depósitos en grandes edificios, según el comunicado.

Los mandos del contingente ruso emplazado en Siria realizan la vigilancia continua de su dispersión y sus itinerarios con todos los medios de inteligencia disponibles.