Los militares de la infantería autorizada rusa, con el apoyo de la aviación del Ejército, practicaron la táctica de la lucha contra los llamados ‘yihadmóviles’ —vehículos blindados cargados de explosivos— utilizados por los terroristas.

Maniobras rusas

Más de 500 soldados y casi 100 unidades de equipos participaron en las maniobras en el polígono de Liaur, en Tayikistán.

Durante el simulacro, los drones Orlan detectaron una supuesta división de los extremistas que viajaban por una carretera montañosa en un camión con explosivos y en varias camionetas militarizadas. Se decidió cortar las serpentinas con los grupos de asalto táctico que desembarcaron de los helicópteros Mi-8 además de enviar unos vehículos blindados a la zona.

Los ejercicios en Tayikistán fueron los primeros de este tipo para las tropas rusas. La operación del país eslavo en Siria ha demostrado que los terroristas suelen ser bastante creativos en materia de fabricación clandestina de las armas, escribe el columnista de Sputnik, Andréi Kots.

Factor psicológico

El término ‘yihadmóvil’ se refiere a un conjunto de vehículos blindados diferentes, destinados a eliminar un gran número de personas. Estos automóviles no comparten ninguna característica técnica ni norma: cualquier agrupación terrorista puede disponer de su propia única ‘flota’.

La base de un ‘yihadmóvil’ son los equipos tanto militares como civiles. Los soldados rusos y sirios se han enfrentado en numerosas ocasiones a los escúteres con minas antitanque en el maletero, además de los camiones volquete cargados con trinitrotolueno. Tampoco son raros los ‘yihadmóviles’, construidos sobre antiguos vehículos de combate de la infantería e incluso sobre vehículos de pasajeros.

Los terroristas equipan los vehículos con el blindaje e instalan ruedas reforzadas con protección antibalas además de palas niveladoras. Las redes sociales han acumulado una gran cantidad de vídeos que muestran cómo los terroristas utilizan sus ‘yihadmóviles’ en el combate.

Según el experto militar ruso Víctor Murajovski, estos vehículos son un arma muy peligrosa. Primeramente, siempre están excesivamente repostados de municiones, cuya cantidad es suficiente para destruir cualquier tipo de vehículos blindados. En segundo lugar, la mayoría de ellos se construye sobre la base de automóviles muy rápidos. Y finalmente, el conductor es un yihadista suicida que sabe que va a morir al volante.

Además, el experto destacó que los yihadistas utilizan el llamado factor psicológico al aparecer ante el enemigo de manera inesperada. Así, es muy importante ser capaz de reaccionar lo más rápido posible aplicando todo tipo de armamento disponible: desde ametralladoras pesadas hasta cañones de tanque.

Guerra de minas

El tipo espacial de ‘yihadmóviles’ son los llamados ‘guntrucks’, ampliamente utilizados en el conflicto sirio. Son camionetas en cuya carrocería se ubican ametralladoras antiaéreas o de alto calibre. Se distinguen por su buena movilidad, potencia de fuego, alto rendimiento y bajo costo.

A juicio de Murajovski, los ‘guntrucks’ son una alternativa barata de los vehículos de combate de infantería. Además, profundizó que se utilizan tan solo en la guerra en Siria.

No obstante, no son el único intento de los yihadistas de crear un Ejército real: fabrican propios morteros, lanzacohetes múltiples y armas antitanque. Su rendimiento es muy alto pero la precisión es bastante baja. Esta es la principal razón de las múltiples muertes de la población civil.

Murajovski también apuntó que los yihadistas del Estado Islámico —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países— suelen instalar minas terrestres a lo largo de las carreteras por las que viajan las tropas del Ejército sirio.

«El punto fuerte del Estado Islámico son las minas terrestres con control por cable», detalló.

Su principal característica consiste en su ‘invisibilidad’ para los sistemas de detección. Asimismo, en lugar de envases de metal, los yihadistas utilizan plástico o madera, donde colocan los explosivos.

Sin embargo, concluyó, en los últimos meses las explosiones se han vuelto menos frecuentes, lo cual significa que los terroristas tienen problemas con la logística.

Etiquetas: ; ;