El secretario general del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasrolá, declaró el viernes que Arabia Saudí es demasiado débil y cobarde para librar un ataque contra Irán.

Nasrolá pronunció estas declaraciones en un discurso ofrecido con motivo del Día Mundial de Al-Quds, el último viernes del sagrado mes de ayuno Ramadán, durante la cual elogió el papel de Irán como el principal partidario de Palestina y los grupos de la resistencia.

Además destacó el papel de Irán en la región de Oriente Medio y aseveró que la presencia de Teherán en Siria sería más audaz, al referirse a su reciente ataque con misiles contra posiciones de Daesh en el este de Siria que mató a muchos terroristas y destruyó sus posiciones.

En este contexto, Nasrolá subrayó que las crisis en los países regionales como Bahréin, Siria, Irak, Yemen y Libia sólo sirven a los intereses del régimen de Israel y son una medida para hacer olvidar la cuestión palestina.

En otras partes de sus declaraciones, Nasrolá declaró que los grupos terroristas como Daesh y Frente Al-Nusra fueron formados por Estados Unidos y otros países para derrocar al gobierno de Siria, que él describió como un obstáculo para cualquier compromiso que apuntaba a derribar la cuestión de Palestina.

Al referirse a las agresiones saudíes contra Yemen, Nasrolá afirmó que Riad lanzó la guerra ya que hubo movimientos en Yemen contra el régimen de Israel. Nasrolá además declaró que el régimen de Israel estaba participando en la guerra contra Yemen, añadiendo que su fuerza aérea había llevado a cabo ataques aéreos contra el pequeño país del Golfo Pérsico.

Finalmente subrayó que los regímenes que conspiran contra el eje de la resistencia deben saber que no lograrán nada.