Más de 140 personas murieron y una gran cantidad, sin determinar, resultó herida ayer producto de la explosión de un camión cisterna cargado de gasolina que se incendió tras volcarse en una carretera al este de Pakistán.

El accidente ocurrió hacia las 6:30 am hora local, cerca de la localidad de Bahawalpur, en la provincia de Punyab. El camión provenía de la ciudad meridional de Karachi y se dirigía hacia el norte, con destino a la localidad de Lahore, reseñaron agencias.

El alto número de víctimas se debió a que tras el accidente los vecinos de la zona se congregaron en el lugar del siniestro para recoger la gasolina que se había esparcido por la carretera, hasta que, de manera inesperada, prendió fuego y generó la explosión.

El conductor del camión sobrevivió al accidente y está bajo custodia policial. Los bomberos tardaron dos horas en controlar el fuego.

Vale destacar que Pakistán registra uno de los índices más altos del mundo de accidentes de tráfico debido al pésimo estado de las carreteras, a las deficiencias de los vehículos, ya que los transportes públicos suelen circular sobrecargados de pasajeros.

Al parecer se contaron entre 40 y 100 personas heridas que fueron trasladadas a los hospitales. Mientras tanto, los rescatistas pudieron recuperar algunos cadáveres sumamente quemados, muchos de los cuales son irreconocibles.

Testigos oculares aseveran que algunas personas presentes en el sitio fumaban durante el siniestro, lo que habría provocado una explosión.