Parte del armamento ucraniano destinado a los soldados de la zona «АТО» en realidad cae en manos de otros terroristas, los del Estado Islámico.

Sobre esto ha declarado el director de News Front Konstantín Knyrik en su blog, refiriendose a los resultados obtenidos en la investigación periodística del grupo de periodistas búlgaros.

«Hoy el grupo de periodistas búlgaros nos ha informado de los resultados obtenidos en una nueva investigación periodística de donde han emergido unos hechos muy interesantes, y lo más interesante es sobre las armas ucranianas de la zona АТО», — ha contado Knyrik.

Según sus palabras, el 11 de junio, aproximadamente a las 23.30 a través de la estación de peaje fronteriza ucraniana «Porubnoe», Ucrania ha hecho pasar una columna de camiones con los proyectiles OG – 15VM, la cantidad ascendía a 2100 proyectiles.

«Tal modelo de proyectil tiene fama entre los terroristas del Estado Islámico», — ha precisado Knyrik.

Este proyectil está destinado para atacar a distancias de hasta 1000 metros pero se puede emplear hasta los 4500 metros.

«La carga fue dirigida a la empresa bulgara Akuis, y el remitente era una empresa estatal de Kiev, Spetstehnoeksport. Según las estimaciones de nuestros compañeros búlgaros el coste total de la carga sería de medio millón de dólares norteamericanos», — era añadido por el director de News Front.

«¿Para qué tal cantidad de armas ucranianas, a dónde irá después y por qué el gobierno de Bulgaria no comenta nada acerca del recibimiento de armas en su territorio?» — Pregunta Knyrik.

«¿Resulta que los altos mandos militares de Ucrania trasladan los proyectiles y el armamento de la zona ATO para luego suministrarlos a través de los puertos búlgaros directamente a los terroristas? ¿Puede ser por esto que el Pentágono desea dar a Ucrania armamento comprendiendo que en realidad irán a parar a otras manos?», — resumía él.

Etiquetas: ; ; ;