Con el arresto de un miembro del Estado Islámico (EI), las autoridades indias impidieron varios atentados terroristas en los sureños estados de Telangana y Andhra Pradesh, revelaron hoy fuentes de seguridad.

Hace dos días la policía capturó a Konakalla Subramanyam alias Omer, quien se encargaba de reclutar para el EI con el objetivo de ejecutar ataques en ese territorio, explicó una fuente de inteligencia al diario The Hindu.

Estamos tratando de averiguar las fuentes financieras de Omer y de sus familiares, así como sus contactos en la organización radical, agregó.

Según los organismos de inteligencia nacionales, decenas de indios viajaron a Siria, Iraq o Afganistán para sumarse a esa organización extremista, muchos de los cuales murieron allí.

Recientemente, el ministro del Interior, Rajnath Singh, minimizó el peligro que representa esa formación extremista para la India, donde viven 150 millones de musulmanes.

En junio del pasado año, la Agencia Nacional de Investigaciones desmanteló una célula del Estado Islámico integrada por 11 miembros, en una redada en la sureña ciudad de Hyderabad.

Cinco meses antes las autoridades arrestaron a otros 14 miembros del EI que preparaban atentados contra centros comerciales muy concurridos en esta capital y contra un festival hindú en el norteño estado de Uttarakhand.