El ejército sirio y las subdivisiones aliadas han avanzado a lo largo de la frontera entre Siria e Irak en dirección a Deyr ez-Zor, la cual es asediada durante algunos años por el Estado Islámico.

A los aliados consiguieron alcanzar la importante estación de bombas T-2. Los soldados han liberado la región de Dulyayat. En la operación se trabajan activamente vehículos blindados y la artillería pesada.