Efectivos de las Fuerzas Armadas de Egipto frenaron hoy un intento de infiltración de elementos extremistas islámicos armados desde Libia.

Según un comunicado del portavoz del Ejercito, Tamer El Refai, las tropas egipcias lograron destruir 12 vehículos cargados con armas y municiones en una zona no precisada cercana a los límites fronterizos occidentales del país.

De acuerdo con la nota de prensa, ‘las fuerzas armadas llegaron al área tras recibir información de inteligencia sobre la presencia de un gran número de vehículos que transportaban armas y que esperaban para cruzar la frontera’ libio-egipcia.

El texto no hizo alusión alguna a los detalles de la operación, su ubicación geográfica exacta, como tampoco sobre la militancia de los extremistas armados o su nacionalidad.

Egipto y Libia comparten una extensa frontera de varios miles de kilómetros de longitud, la cual casi en su totalidad discurre por zonas desérticas.

En años recientes el ejército egipcio ha estado realizando operaciones antiterroristas en el llamado Desierto Occidental (zona egipcia del Sahara al oeste del río Nilo) para impedir la infiltración de irregulares armados, así como para impedir el contrabando de armas a través de la frontera

El Cairo sospecha que parte de los grupos extremistas islámicos locales reciben apoyo logístico y financiero procedente de las agrupaciones terroristas que operan en territorio libio.