Los militares ucranianos muestran una vez más su inhumana actitud hacia los habitantes del Donbass.

Un trágico incidente ocurrió ayer con un residente del territorio controlado por Kiev, que murió cuando cruzaba la línea de contacto en el punto de control de «Stanitsa Luganskaya» desde el lado ucraniano.

Según varios testigos, Viktor Chepurenko, nacido en el año 1961, fue detenido por los guardias fronterizos ucranianos en el punto de cruce de la frontera por razones inventadas. Mantuvieron al hombre bajo un sol abrasador durante 3 horas, ya que no se le permitió pasar a cubierto. Alrededor de las 11.00 de la mañana, el hombre se desmayó y murió en el acto.

Como informaron en la Milicia Popular de la RPL, en estos momentos, el cuerpo esta depositado en la morgue de la ciudad de Lugansk.

Fuente