Como parte de su apuesta por integrarse más en el escenario internacional, arrancó hoy en Ecuador una serie de jornadas de trabajo enfocadas a la construcción de la agenda de política exterior 2017-2021.
La cita multiperfil abrió sus puertas en la sede de la cancillería, a cargo de la ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa, junto a los titulares de Cultura, Comercio Exterior; Turismo y la Directora de la oficina de la Unesco en Quito, Saadia Sánchez.

‘Este taller será muy importante porque permitirá fortalecer el trabajo de nuestras misiones diplomáticas y oficinas comerciales en el exterior con políticas y actividades de promoción cultural, turística y de comercio exterior’, afirmó la canciller durante la inauguración del encuentro.

Una de las prioridades será la inserción estratégica de Ecuador en el mundo, para convertir al país en una verdadera potencia turística y cultural, así como exportadora de bienes y servicios de alta calidad.

En ese sentido, todos los ministerios relacionados con la agenda jugarán su rol, como el caso de Comercio Exterior, que constituye un pilar fundamental en la gestión del gobierno.

‘Fortaleceremos las relaciones comerciales con los países de la región latinoamericana y caribeña, ampliaremos los vínculos con todos los países del mundo, fomentaremos las exportaciones y su diversificación para apoyar no solo a grandes exportadores, sino también a pequeños productores, para que la economía popular y solidaria pueda acceder a mercados internacionales’, enfatizó.

En cuanto a la cultura, uno de los objetivos es promocionar de manera sostenible y responsable el patrimonio y la diversidad de expresiones culturales con que cuenta este país ubicado en la Mitad del Mundo, así como su inclusión estratégica de bienes y servicios culturales a nivel internacional.

‘Reconocemos a la cultura y el turismo como factores fundamentales que contribuyen a la erradicación de la pobreza y desigualdad, así como a la generación de empleos e ingresos en divisa a nuestro país’, puntualizó.

A su juicio, el taller también resulta relevante porque permite incorporar desde una mirada holística, los tres campos de acción que serán prioridad en el gobierno del presidente Lenín Moreno: el diálogo nacional, el plan nacional de desarrollo y la agenda de política exterior.

Los directivos de las carteras también dejaron claras las especificidades de sus respectivos ministerios, para engranar la maquinaria hacia el impulso mundial de esta nación.

En Comercio Exterior, uno de los principales objetivos será atraer inversión extranjera directa, además de incentivar el acceso de productos ecuatorianos a mercados internacionales.

Para el Turismo, la meta es fomentar los viajes y el esparcimiento al interior del país, así como aumentar el ingreso de visitantes extranjeros.

Mientras, en el caso de Cultura, la labor irá encaminada a una estrategia de comunicación para difundir todo lo relacionado con el patrimonio y las expresiones locales, mediante eventos nacionales e internacionales y con el activismo de los migrantes.

El taller de dos días, iniciado esta jornada, constituye el primero de una serie de eventos similares, que abordarán además temáticas vinculadas con la integración regional, movilidad humana, la llamada diplomacia verde, justicia fiscal y derechos humanos, entre otros aspectos.

En todo ese empeño, Ecuador cuenta con el respaldo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

De acuerdo con su representante en Quito, Saadia Sánchez, la presencia de la Unesco en esa cita simboliza el compromiso de la instancia de acompañar a Ecuador en su meta de alcanzar el desarrollo sostenible, a la luz de la agenda 2030.