El crecimiento de las exportaciones rusas a Europa indica que el país eslavo está conquistando poco a poco nuevos mercados en la UE, de acuerdo con un artículo de Serguéi Fish, publicado en Izvestia.

Según el informe publicado por el Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia y citado por Fish, el volumen de exportaciones provenientes del país eslavo a la UE ha crecido en un 38% entre enero y abril de 2017.

Rusia ha incrementado sus exportaciones de petróleo y productos derivados a países como Portugal, Grecia, Dinamarca y Croacia. En estos mercados, las exportaciones están adelantando a sus competidores de Oriente Próximo, gracias al hecho que realizan una buena estrategia de ‘marketing’, considera Fish.

De esta manera, el volumen de exportaciones de Rusia a Portugal en los cuatro meses citados de 2017 ha alcanzado los 325,5 millones de dólares, de los cuales al menos 302 millones de dólares corresponden a las exportaciones de petróleo. Para comparar, durante el mismo periodo del 2016, Rusia exportó a Portugal crudo y productos derivados por 21 millones de dólares.

Al mismo tiempo, el volumen de exportaciones rusas a Grecia ha alcanzado 1.300 millones de dólares. Hace un año el volumen de exportaciones rusas destinadas al país heleno llegó a tan solo 680 millones de dólares.

Así, las exportaciones de petróleo y sus derivados registradas entre enero y abril del 2017 han alcanzado 1,9 millones de toneladas estimadas en 726 millones de dólares. Durante el mismo periodo del 2016, Rusia exportó a Grecia 1,1 millones de toneladas de crudo valoradas en 317 millones de dólares.

Por su parte, Dinamarca y Croacia duplicaron sus compras de petróleo ruso en 2017.

En el informe del Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia también se destaca que el volumen total de las exportaciones rusas a la UE —que se registró entre enero y abril de 2017— ha crecido hasta los 53.800 millones de dólares en comparación con el mismo periodo del año pasado, en el que se alcanzó tan solo 39.000 millones de dólares.

De acuerdo con la vicedirectora del departamento de análisis de la empresa Alpari, Anna Kókoreva, dicho crecimiento se debe principalmente a dos razones.

«La primera es la mejora de la situación económica de Grecia y Portugal. La segunda causa se refiere al hecho de que Rusia ofrece condiciones más beneficiosas en cuanto al precio que los países de Oriente Próximo. Además, los importadores europeos prefieren comprar crudo a Rusia que a sus competidores por temor a que los últimos puedan interrumpir sus suministros», dijo Kókoreva, citada por Fish.

Por su parte, el profesor de la Escuela Superior de Dirección Corporativa de Rusia, Iván Kapitonov, sostuvo que el incremento de las exportaciones rusas es una clara señal de que «Rusia está ampliando sus mercados, lo que indudablemente representa un factor positivo para su economía».