Miguel Rodríguez Torres, ex ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, admitió que sostuvo relaciones con la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) por sus siglas en inglés) y otros servicios de inteligencia internacionales, así como con voceros de la oposición.

En una rueda de prensa, intentó justificar sus vínculos con la CIA asegurando, sin pruebas, que esto le fue solicitado por parte del Comandante Hugo Chávez, sin embargo, paradójicamente no mencionó que fue el líder revolucionario quien sacó del país a organismos gringos como la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

Lo que sí es un hecho es que esta semana se conoció su relación con la CIA, tras la divulgación de un documento con el que aceptaría “declararse culpable de cargos menores para recibir beneficios a cambio de suministrar información dirigida al arresto de importantes miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y líderes militares. Retener al menos 40% de sus propiedades y dinero en cuentas bancarias en Estados Unidos”.

“Siempre tuve relación con todos los servicios del mundo, incluyendo la CIA”, afirmó ante los medios aunque después aseguró que el documento que se divulgó es viejo y falso.

Rodríguez Torres también aceptó que ha sostenido reuniones con miembros de la Mesa de la Unidad Democrática.

Entre sus compañeros de renuniones mencionó a Julio Borges, miembro de Primero Justicia; Henry Ramos Allup, secretario general de Acción Democrática, y a Henrique Márquez, dirigente del partido Un Nuevo Tiempo.

A pesar de nunca haber participado en ninguna de las elecciones en el país, dijo que se reúne “con todo el mundo para tratar de encontrar caminos de cómo resolver la crisis sin que nos matemos”.

Además, admite que sostiene estos encuentros con una oposición que “trata de sacar al Presidente por la vía más rápida que pueda”.

Etiquetas: ; ; ;