El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, condenó ayer una serie de atentados suicidas con bomba en Nigeria, los cuales dejaron en los últimos dos días más de 20 víctimas, varias de ellas fatales.

En un comunicado, el secretario general expresó sus condolencias al pueblo y al gobierno nigerianos por los ataques que tuvieron lugar en la localidad de Maiduguri, en el nororiental estado de Borno.

Guterres abogó por la rápida captura y el procesamiento de los responsables.

Aunque no se habían producido reclamos de la autoría de los actos terroristas, autoridades y expertos aseguran que llevan la marca de la milicia fundamentalista Boko Haram.

A propósito de los atentados en Maiduguri, el secretario general de la ONU reiteró su respaldo a Nigeria en su lucha contra el terrorismo y el extremismo violento.

Etiquetas: ; ; ; ; ;