Representantes de entidades venezolanas que fueron objetivos de ataque terrorista anunciaron ayer medidas para repeler esas acciones desestabilizadoras y proteger la seguridad de trabajadores y de la población.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia(TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, convocó este miércoles a una reunión de urgencia para analizar la amenaza terrorista contra esa instancia judicial y los magistrados.

Al leer un pronunciamiento sobre el ataque la víspera contra la sede del TSJ y del Ministerio para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Moreno explicó que la cita tendrá también como objetivo evitar ‘una escalada de violencia contra el pueblo venezolano’.

También exhortó a una investigación criminal para dar con el paradero y detención de los terroristas, así como para detectar posibles células, añadió.

De igual modo, exigió el cese de los pronunciamientos y actos hostiles contra el TSJ y sus funcionarios, que abran la puerta a hechos violentos contra esa sede y sus representantes.

Moreno llamó también a la paz nacional y ratificó el compromiso de los magistrados del Tribunal supremo de Justicia con el pueblo venezolano, la Constitución y las leyes de la República.

Por otra parte, el titular del Interior Néstor Reverol dio a conocer que existe información importante de interés criminalístico sobre el suceso y su relación con otros actores involucrados en el hecho.

Reverol explicó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y los cuerpos de seguridad se encuentran desplegados en el país para capturar a los delincuentes y recuperar la aeronave.

El funcionario señaló que el terrorista venezolano Oscar Pérez, quien hurtó el helicóptero para el ataque a las entidades gubernamentales, mantiene relación directa con agencias de inteligencia de Estados Unidos y otros actores involucrados.

Además apuntó que se emitió una orden de captura contra él a través de la Policía Criminal Internacional-INTERPOL.