El Ejército de Defensa de Israel —Tzáhal, en hebreo— se está pasando de la raya en Siria, opina el periodista Evgueni Krútikov en su artículo publicado por el diario ruso Vzglyad.

Varios medios de comunicación divulgaron el 26 de junio la noticia de que el Tzáhal volvió a enfrentarse a las tropas gubernamentales de Siria. Los militares israelíes asestaron un duro ataque de respuesta contra las posiciones del Ejército sirio tras el ametrallamiento de territorios israelíes en los Altos del Golán —una meseta ubicada en la frontera  entre Israel, Líbano, Jordania y Siria—

De acuerdo con el periodista, este incidente podría haber sido ser el tercer enfrentamiento entre las tropas de Israel y Siria en los últimos tres días; sin embargo, las Fuerzas de Defensa de Israel desmintieron esta información. Finalmente, se aclaró que el combate no había tenido lugar y que ningún soldado de las Fuerzas Armadas israelíes había abierto fuego.

Krútikov escribe que Tel Aviv está observando muy atentamente  todos los movimientos realizados por todas las partes involucradas en el conflicto sirio.

«En cuanto alguien se acerca a la ciudad siria de Quneitra [ubicada en un valle en los Altos del Golán] preparado para disparar [los militares de Israel] empiezan a ponerse nerviosos. A veces la causa de esta inquietud no es más que un espejismo ya que a los israelíes les da cada vez más ganas de atacar las bases cerca de Damasco», recalca el autor del artículo.

Esta es la razón por la que la artillería israelí realizó un ataque real contra los puntos de resistencia de un batallón de la Fuerza de Defensa Nacional después de que el mensaje sobre el enfrentamiento fuese refutado. Este batallón, estacionado a 40 kilómetros de Damasco, estaba luchando a favor de las tropas gubernamentales sirias contra los terroristas del Frente al Nusra [actualmente denominado Frente Fatah al Sham, organización terrorista, proscrita en Rusia y otros países].

«Sí, las Fuerzas de Defensa de Israel a veces se pasan de la raya. En la mayoría de casos [Israel] tiene que hacerlo para mantener la imagen de su Ejército que, a pesar de seguir siendo muy alta, ha resultado perjudicada tras la serie de operaciones infructuosas que el país hebreo realizó en Líbano y en la Franja de Gaza».

El periodista está convencido de que en los duelos esporádicos de morteros y tanques cerca de los Altos del Golán no hay ninguna señal geopolítica. Si bien, estos enfrentamientos impiden a las tropas gubernamentales de Siria aniquilar a los yihadistas que asedian las regiones situadas al sur y al oeste de Quneitra.

«A causa del nerviosismo de Israel, las tropas sirias se ven obligadas a desplegar sus equipos pesados y artillería con mucha cautela», concluye.

Etiquetas: ;