Los barcos de guerra norteamericanos y los aviones han ocupado las posiciones para un posible ataque a Siria si el presidente de los EEUU da la orden.

Sobre esto informa el canal de televisión CNN con referencia a las fuentes anónimas.

En este momento los militares norteamericanos observan la base aérea de Shayrat en Siria.

Se informa que los militares la vigilan veinticuatro horas, puesto que en Washington creen que precisamente de ella puede salir un ataque químico.

Anteriormente el Ministro de Defensa de los EEUU James Mettis ha declarado que el gobierno de Siria ha percibido seriamente la acusación de los Estados Unidos sobre la preparación del ataque químico.

En la noche del 7 de abril los EEUU asestaron un golpe con cohetes «Tomahawk» a la base aérea gubernamental de Shayrat en Siria. El ataque se realizó bajo el pretexto de que allí se almacenaban armas químicas.

 

Fuente