Turquía redujo en un 96 por ciento el flujo migratorio en el Mar Egeo durante los cinco primeros meses de 2017, en relación con el mismo periodo del año anterior, según un informe publicado hoy.

Los datos de la Comandancia de Guardacostas 156 mil 723 personas trataron de alcanzar desde Turquía las islas griegas del Egeo entre enero y mayo de 2016, mientras que en los mismos meses del presente año la cifra se redujo a 6 mil 372.

También se constató una mayor efectividad en la detección de salidas clandestinas, pues mientras que en el periodo anterior solo fueron interceptadas el 10 por ciento, en 2017 este porcentaje llegó hasta el 50 por ciento.

En 81 operaciones de ese tipo realizadas fueron apresandos 78 traficantes de personas.

El informe señaló que en la actualidad las patrullas turcas cuentan con 2 mil 500 efectivos, 65 embarcaciones, dos buques de búsqueda y rescate, 10 helicópteros y tres aviones.

Por su parte la Organización Internacional de las Naciones Unidas para la Migración (OIM) informó que el gobierno turco procedió al rescate de casi 135 mil migrantes y refugiados desde 2015, destacando las medidas adoptadas para frenar el flujo de quienes trataron de realizar la peligrosa travesía hacia Grecia.

La reducción de esta corriente migratoria se debió a la firma del acuerdo entre Ankara y la Unión Europea, en virtud del cual se adoptó un sistema de cuotas de modo que los inmigrantes interceptados serían devueltos a Turquía mientras que un número igual de refugiados acogidos en este país debían de ser admitidos en territorio europeo.