En Argentina, integrantes de una veintena de organizaciones sociales, que se movilizaron hasta el Ministerio de Desarrollo Social para reclamar la ejecución de un plan que permita emplear a 40 mil cooperativistas de Buenos Aires, fueron brutalmente reprimidos por la policía de esa ciudad, que los dispersó con gases, carros hidrantes y balas de goma, refiere Página 12.

Agentes de civil persiguieron a manifestantes y los neutralizaron a golpes. Ocho personas fueron detenidas, entre ellas dos menores de edad de 14 y 17 años y hubo varios heridos de balas: uno fue internado en un hospital por presentar una lesión en la cara.

Cientos de efectivos en motos, camionetas y camiones hidrantes formaron parte del megaoperativo montado para reprimir la protesta de los cooperativistas. Tras dispersar el corte y liberar los carriles de la avenida 9 de Julio y del Metrobús, la policía persiguió a los manifestantes por las calles aledañas.

“Estuvimos más de 4 horas movilizados por nuestros reclamos. Tuvimos una primera reunión con las autoridades del Ministerio de Trabajo y de Desarrollo Social de la Nación. Nos dijeron que no a cada uno de nuestros reclamos. Decidimos en asamblea con los compañeros y compañeras acampar. En ese momento nos volvieron a llamar. Ingresamos, cuando nos estábamos sentando la policía avanzó y empezó a reprimir. Tiraban sobre los compañeros balas de goma. Salieron a cazar compañeros”, relató Eduardo Montes, de la cooperativa Gráfica Patricios.

Carolina Arribi, de la Tupac Amaru, agregó que “los dirigentes habían hablado con los compañeros para que liberaran el Metrobús y se apagaran las gomas. Mientras estábamos en ese proceso, con un grupo de compañeros que había ingresado al ministerio, la policía avanzó y comenzó a reprimir”.

Los manifestantes, miembros del Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala, reclamaban, además de la puesta en marcha del plan de empleo, la declaratoria de la emergencia alimentaria en todo el país y la emergencia tarifaria en fábricas recuperadas.

“Desde la llegada Macri se inició un ciclo de devastación de la capacidad productiva e industrial de la Argentina, que causó la destrucción de cientos de miles de puestos de trabajo, un clima de permanente agresión a las trabajadoras y trabajadores, el deterioro del salario y los ingresos populares” advirtió Alejandro Garfagnini, de la Tupac Amaru.

Añadió que el gobierno derechista desmanteló las políticas públicas de empleo y quitó el financiamiento al desarrollo de programas, destinados a fortalecer el modelo de trabajo cooperativo.

“Destruyen derechos y agreden a los más débiles. Avanzan contra las personas con capacidades diferentes, contra nuestras abuelas y abuelos, contra nuestras pibas y nuestros pibes más humildes. La guita no alcanza, el hambre crece y la miseria que genera el gobierno de Macri no se puede esconder más”, subrayó Garfagnini.

Los seis adultos detenidos fueron acusados de intimidación pública y resistencia a la autoridad. Los dos menores fueron llevados hasta la comisaría 30 y posteriormente liberados luego que la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, acudiera en la noche a precinto para pedir su excarcelación.

Etiquetas: ; ; ; ; ;