Los cerca de 600 trabajadores despedidos de una planta de la multinacional de alimentos y bebidas Pepsico en la provincia de Buenos Aires, continúan dando su lucha por recuperar sus puestos y esta mañana cortaron el tránsito de una concurrida ruta.

‘Familias en la calle nunca más’, ‘600 familias en las calles valen más que sus ganancias’, ‘no a los despidos’, se podía leer en los carteles que alzaban varios de los ahora desempleados en el kilómetro 35 de la ruta Panamericana, a la altura de Henry Ford, bien temprano en la mañana de ayer, pese a las bajas temperaturas.

Los trabajadores de Pepsico bloquearon parcialmente el tránsito por más de una hora mientras otro grupo se mantiene en la planta de la localidad bonaerense de Florida, donde fueron notificados esta semana mediante un cartel en la puerta de la fábrica que el personal quedaba ‘transitoriamente liberado de prestar servicios’.

Con motivo del cese de operaciones de Planta Florida y la relocalización de su producción en otro establecimiento, y mientras da cumplimiento a las instancias legales correspondientes ante el ministerio de Trabajo, se comunica al personal que queda transitoriamente liberado de prestar servicios, rezaba el anuncio.

Desde entonces, los obreros, algunos con más de 20 años en ese centro, han permanecido afuera de la sede en su lucha por recuperar sus puestos laborales.

De acuerdo con un comunicado difundido por medios de prensa locales, Pepsico justificó la decisión de cerrar esa fábrica por ‘los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en un área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos’.

La multinacional se dedica específicamente a la producción de alimentos y bebidas con varias gamas de productos que van desde galletas y aperitivos hasta gaseosas.

Etiquetas: ; ; ; ; ;