Egipto posee de derecho a intervenir militarmente en Libia, afirmó a Sputnik el asesor militar egipcio, mayor general Mahmud Kahalaf.

«De momento Egipto ayuda a Libia; el derecho a la intervención militar en el país vecino está fijado en al Artículo 51 de la Carta de Naciones Unidas», señaló Kahalaf.

El experto explicó que se permite la intervención en el caso de que la crisis en un Estado amenace a la seguridad de sus vecinos.

«El Ejército libio es incapaz de lidiar con la situación», resaltó Kahalaf al indicar que la seguridad de Egipto depende «directamente» de lo que pasa en Libia.

A la vez destacó la eficacia del apoyo que presta Egipto a Libia, incluido el de la aviación egipcia.

Según el Artículo 51, ninguna disposición de la Carta de la ONU «menoscabará el derecho inmanente de legítima defensa, individual o colectiva, en caso de ataque armado contra un Miembro de las Naciones Unidas, hasta tanto que el Consejo de Seguridad haya tomado las medidas necesarias para mantener la paz y la seguridad internacionales».

El texto añade que los Miembros deben informar inmediatamente al Consejo de Seguridad sobre las medidas tomadas.

Libia atraviesa una profunda crisis desde 2011, año en el que fue derrocado y asesinado Muamar Gadafi, quien fuera su líder durante varias décadas.

En marzo de 2016 empezó a funcionar en Libia un Gobierno de unidad nacional, encabezado por Fayez al Sarraj y apoyado por la ONU en un intento de acabar con la dualidad de poderes y contribuir a la solución de la crisis en el país.

Sin embargo, el Gobierno de Trípoli no ha sido reconocido hasta la fecha por la Cámara de Representantes (Parlamento) en Tobruk que cuenta con el apoyo del Ejército Nacional, liderado por el general Jalifa Haftar.

Durante las negociaciones de Al Sarraj y Haftar, organizadas por Egipto y celebradas el 13 y el 14 de febrero en El Cairo, los dos líderes rivales libios acordaron aprobar una declaración, que entre otros puntos estipula llevar a cabo los comicios parlamentarios y presidenciales en 2018.