El vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Tareck El Aissami, responsabilizó a la fiscal general, Luisa Ortega, de la espiral de violencia que se generó en el país, propiciada por sectores de la ultraderecha que buscan derrocar al gobierno bolivariano.

El Aissami acusó a Ortega de tener una actitud parcializada con los que intentan desestabilizar a Venezuela y la acusó de convertir al Ministerio Público (Fiscalía) en un apéndice de la oposición con su silencio.

‘Si el Ministerio Público se hace de la vista gorda, eso no tiene otra lectura, sino que es parte de un golpe de Estado’, declaró la víspera el vicepresidente ejecutivo al canal Venezolana de Televisión, a través de un contacto telefónico.

También rechazó las acusaciones hechas por la fiscal general contra el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), general Gustavo González López, y el jefe del Distrito Capital, José Benavides Torres, excomandante de la Guardia Nacioanl Bolivariana (GNB).

El alto dirigente bolivariano subrayó que la fiscal Ortega pretende agredir a dos dignos oficiales que actúan en apego a la Constitución, y precisó que ‘no será Ortega Díaz, ni el Ministerio Público quienes mancillen la moral de estos dos hermanos venezolanos’.

La fiscal general Luisa Ortega enfrenta un antejuicio de mérito ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), pautado para el próximo martes, y ya se ordenó la prohibición de salida del país, así como congelar todas sus cuentas bancarias y bienes, con el fin de garantizar el correcto proceso penal.