Al menos cinco habitantes del sureño estado indio de Kerala murieron en los últimos cuatro meses en Siria mientras combatían en las filas del grupo terrorista del «Estado Islámico» (EI), revelaron hoy fuentes de inteligencia.

Citado por el diario The Times of India, un vocero de seguridad explicó que en total 10 indios oriundos de ese territorio perdieron la vida en la nación árabe.

La policía los llama el ‘grupo de Bahrein’, pues sus miembros trabajaban en esa nación cuando decidieron unirse a la formación radical.

A diferencia a los 21 indios que se sumaron al EI en Afganistán que tienen como tarea actividades logísticas y de propaganda, los de Siria participaron en combate en primera línea.

Días atrás The Times of India reveló que Shajeer Mangalasseri Abdulla, un reclutador oriundo de Kerala del Estado Islámico (EI), murió en un ataque de Estados Unidos contra un puesto de mando de esa formación en Afganistán.

Según los organismos de inteligencia nacionales, decenas de indios viajaron a Siria, Iraq o Afganistán para sumarse a esa organización extremista.

Recientemente, el ministro del Interior, Rajnath Singh, minimizó el peligro que representa esa organización extremista para la India, donde viven 150 millones de musulmanes.

En junio del pasado año, la Agencia Nacional de Investigaciones desmanteló una célula del Estado Islámico integrada por 11 miembros, en una redada en la sureña ciudad de Hyderabad.

Cinco meses antes las autoridades arrestaron a otros 14 miembros del EI que preparaban atentados contra centros comerciales muy concurridos en esta capital y contra un festival hindú en el norteño estado de Uttarakhand.

Etiquetas: ; ; ; ;