Trabajadores de los sectores de la Educación y la Salud recorrieron esta semana la principal avenida de la ciudad capital de San José para luchar por sus derechos y exigir la derogación del aumento del uno por ciento en la cuota obrera al régimen de pensiones en Costa Rica.

El martes último, los docentes, en número superior a los 8 000 se concentraron frente a la sede del Ministerio de Educación Pública (MEP) y ante la negativa de la titular de esa cartera, Sonia Marta Mora, a recibirlos, marcharon hasta el edificio de la Caja Costarricense del Seguro Social, donde concluyeron la protesta en defensa de los siete ejes de los trabajadores del sector.

Durante la protesta nacional, el gobierno tico solicitó a una delegación de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) acudir a Casa Presidencial, donde expusieron sus demandas, pidieron que las autoridades abran un canal de comunicación con el sindicato y exigieron que no haya represalias contra los participantes en la manifestación.

Pese al compromiso del gobierno de brindar una pronta respuesta a sus demandas, los dirigentes de los docentes instaron a sus afiliados a estar vigilantes para tomar nuevas medidas de presión para lograr los fines de este movimiento de protesta.

Los siete ejes son denunciar la política de sobrecarga laboral impuesta por el MEP debido al excesivo papeleo, el cual -afirman- les impide dedicarse de lleno en la enseñanza y los obliga a dedicar tiempo a la burocracia, y exigir el derecho a la negociación colectiva y denunciar la política anti-sindical del MEP contra la APSE.

Solicitar la aprobación del proyecto legal destinado a que los trabajadores de la educación que están en el régimen de pensiones de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) sean trasladados al régimen de la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional, es otro de los ejes.

También exigen al MEP la restitución de oficio de los montos rebajados a los salarios de quienes se sumaron a la huelga del 1 de setiembre de 2015, en consonancia con la sentencia del Tribunal de Trabajo de Menor Cuantía.

Los profesores secundarios demandan un aumento salarial digno para el segundo semestre de 2017, y el pago puntual de la Zona de Menor Desarrollo y rechazan el aumento del uno por ciento en la cuota obrera al régimen de pensiones por Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Precisamente esa última demanda movió a los trabajadores de la salud a realizar este jueves un paro nacional de labores -salvo las emergencias- en los principales centros asistenciales y efectuar una marcha desde el capitalino Parque de la Merced hasta la sede de la CCSS con el objetivo de que la Junta Directiva de esa entidad derogue el referido incremento.

Un día antes, el presidente Luis Guillermo Solís convocó a Casa Presidencial a representantes del Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco) y de la Confederación de Trabajadores Rerum Novarum (CTRN) para convencerlos de lo improcedente de realizar una protesta nacional.

Sin embargo, los líderes sindicales no coincidieron con la postura del mandatario tico y mantuvieron el llamado al paro.

En declaraciones a la prensa tras la reunión, Solís apuntó que ‘no ha habido acuerdo por lo que la huelga se mantiene. El Gobierno ha reiterado que rechaza que el movimiento se realice, hemos insistido que está no es la forma de resolver el tema de pensiones’.

A ello, la secretaria general de la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca) -miembro de Bussco-, Marta Rodríguez, manifestó que con argumentos y pruebas claras expusieron la necesidad de revertir dicho incremento, y pese a esto no fue posible llegar a una conciliación.

Etiquetas: ;