Un convoy ruso de ayuda humanitaria ha llevado 350 paquetes de comida al asentamiento de Batra en la provincia siria de Latakia, informa el Centro para la reconciliación de las partes enemistadas en Siria.

«Esta acción fue posible después de que el gobernador de la provincia de Latakia y el mando del grupo del ejército ruso en Siria hayan firmado el acuerdo del cese de fuego, puesto que la aldea limita con las nuevas zonas desescalada», — ha informado a los periodistas el oficial del Centro Aleksey Petrachkov.

Petrachkov ha anotado que los especialistas rusos junto con las autoridades de la provincia de Latakia han organizado una lista de localidades que necesitan de ayuda. Según sus palabras, la mayoría de los habitantes de Batra viven gracias a la economía rural. En el asentamiento hay bastantes viudas de los militares que han muerto, y veteranos heridos. Éstos figuran primero en la lista de recepción de ayuda humanitaria.

 

Fuente