Geddel Vieira Lima, ex ministro de la Secretaría de Gobierno de Brasil, fue detenido ayer lunes en Bahía (noreste) por supuesta obstrucción a la justicia, informó en un comunicado el Ministerio Público Federal de Brasil (fiscalía).

La fiscalía acusa a Vieira Lima de maniobrar para obstaculizar la investigación llamada Operación Lava Jato (lavadero de autos). El ex ministro del Gobierno de Michel Temer renunció en noviembre de 2016 tras ser denunciado por tráfico de influencias.

El comunicado de la fiscalía explica que Geddel Vieira Lima intentó que el ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, y el cambista Lúcio Funaro, principales cabecillas de la trama de corrupción Lava Jato, no llegaran a acuerdos judiciales para aportar más información.

“El objetivo de Geddel sería evitar que el ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y el cambista Lúcio Funaro firmaran acuerdos de colaboración”, detalla el texto.

Asimismo, Vieira Lima “actuó para tratar de asegurar que (Cunha y Funaro) reciban ventajas indebidas”, agrega el documento.

Según la Fiscalía, Vieira Lima y Cunha son sospechosos de haber integrado una red de corrupción descubierta en el banco Caixa Económica Federal (CEF).

“Cunha y Geddel actuaban para garantizar la liberación de recursos de varios sectores de la CEF a empresas que, tras recibirlos, les pagaban ventajas indebidas a ambos y a otros integrantes del esquema”, dice el comunicado.

La semana pasada el presidente de facto Michel Temer fue acusado de corrupción pasiva por el fiscal general Rodrigo Janot, en base a una grabación hecha por Joesley Batista.

Temer también podría ser acusado de tentativa de obstrucción a la justicia y de formación de organización criminal, por supuestamente haber avalado la compra del silencio de Eduardo Cunha.